Publicado el Deja un comentario

Silencios

Qué complicado es encontrar el silencio entre tanto ruido. Sin embargo, es imprescindible para dialogar con lo más profundo del ser y reencontrarnos. Os deseo a todos una semana muy agradable. Recibid un cálido abrazo con estos versos.

Silencio abierto,

en medio del campo,

al canto de los pájaros,

al rumor de las hojas,

al fluir de las aguas.

* * * * * * *

Silencio abierto

en el espacio místico

de la naturaleza.

* * * * * * *

Silencio eterno

de trascendental

ausencia.

Poema IX “Mística mundana”

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

La vanidad

En esta hoguera de vanidades cuesta valorar lo que los demás nos regalan. El ego nos atora, mientras la posibilidad de la utopía revolotea en nuestro entorno. El secreto es compartirse y la felicidad fluye. Os deseo a todos una semana muy agradable.

La vanidad cierra las puertas,

imposibilita percibir

la grandeza ajena

que nos envuelve y acompaña

en este mundo sórdido

de ombligos poco besados.

La vanidad aleja.

La vanidad mata la ocasión

de fundirnos a los demás.

Poema XVI “Abstractos”

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

Apariencias

Todos sabemos que no es fácil discernir entre realidad y apariencia, entre ser y parecer. Seguir la moda o el discurso interior es el dilema. Os deseo a todos una semana intensa y esencial, con este poema.

Preocupados por la imagen,

olvidamos las esencias.

Obcecados con las formas,

se nos quiebra la belleza

entre una selva de modas

para uniformar tribus.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

La apariencia gana.

La velocidad lo facilita.

Al ganador se felicita.

Al perdedor se le desprecia,

herido de envidia,

se le afea la cara y la palabra.

Poema XXVIII “Pretextos”

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

La ternura

Que no nos falte la ternura, por mucho que empuje la agresividad circundante. Os deseo a todos una semana muy agradable.

Como un susurro,

como la brisa,

como la arena de la playa.

Dispuestos a

sorprender los tímpanos,

acariciar la piel,

acoger los cuerpos serenos.

La ternura nos regala

un tipo de deleite

exclusivo y propio

para seres delicados.

Poema XXI

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

La ternura acoge y relaja

los seres desconcertados;

ablanda las tensiones acumuladas,

generadas por los miedos.

La ternura funde

soledades enclaustradas

con la comprensión

de las culpabilidades

que se alimentan

de las miserias propias y ajenas.

Poema XLIV

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

La ternura pule

las hirientes aristas

de las piedras

del camino

con una frase

oportuna

o una simple

mirada.

Poema LXVII

“Abstractos”

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

Ruidos

La mayoría de las personas disfrutamos con la armonía de los sonidos, pero no todo es placer en la vida. Los ruidos también existen. Con estas reflexiones os deseo una semana que fluya como una agradable sinfonía.

El ruido doliente

Un exceso de voces

a pleno volumen.

Voces en el desierto.

Voces del desconcierto.

La desesperación vibrante,

en el aire, entre las

explosiones de bombas

y cañonazos.

Ruido que despierta

al animal y amilana

al hombre del siglo XXI.

Poema XIII

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

El ruido escudo

Cuando la frase oportuna

desvela las mentiras

escondidas en las sombras

de la propaganda demagógica,

rugen las gargantas interesadas,

en los medios de comunicación.

Nace el ruido escudo.

Poema XXXVI

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

El ruido interno

Cuando las voces del desprecio

retumban en nuestro interior,

el ruido se hace ensordecedor.

Solo rostros agresivos,

se asoman desde el recuerdo…

Con tanto ruido,

es imposible deleitarse

con el discurso del concierto.

Poema LIX

“Abstractos”

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

¿Libertad?

Opino, como Miguel de Cerbantes, que el tesoro más valioso de la humanidad, por el que hasta se puede exponer la vida, es la libertad. Si además va precedida por el amor, el éxito vital está garantizado.

Libertad de ser

y renunciar.

Libertad de optar

y aprehender.

Libertad de usar

y responder.

Libertad de gozar

y crecer.

Libertad de existir

y vegetar.

Libertad de admitir

y respetar.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Libertad condicionada

a los límites de la manada.

Libertad humana.

Poema XXII “Hacia dentro”

© César Sobrón