Infantil

Crear el gusto por la lectura desde la más tierna infancia es uno de nuestros retos, una complicidad entre Ieni, maestra, y yo, escritor. Con nuestras hijas experimentamos que diez minutos de lectura antes de dormir les ayudaba a conciliar el sueño y cuando ellas aprendieron a leer siguieron con la rutina. Cada edad tiene una capacidad de comprensión. Desde la narrativa de los dibujos, antes de los dos años, a las historias de frases cortas hasta los tres años, poemas rítmicos con situaciones más complejas apoyadas por dibujos hasta los cinco años, historias más largas donde el niño puede identificarse con el protagonista por afinidad con las situaciones narradas. A partir de los ocho o nueve años el niño se lanzará a leer solo entre las obras propuestas por los padres hasta ser capaz de elegir él mismo sus lecturas.

Nunca hay que olvidar que el ingrediente fundamental de la literatura es el placer. Así que sólo deben leer las obras hasta donde comiencen a aburrirse, cada niño es un mundo con intereses muy personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.