Publicado el 1 comentario

La sonrisa, brújula y camino

Reconozco que no me importa ser pesado y reincidente a la hora de apostar por la sonrisa sana, reflejo del ser que la expresa. Os deseo a todos una semana llena de pretextos para sonreír.

Por la sonrisa de tus labios

penetro hasta tu alma.

Por la sonrisa de tus ojos

desvelo tus misterios.

~ ~ ~

Siento latir en mis venas

el susurro ofrecido,

el calor de tu caverna.

~ ~ ~

Por la sonrisa de tus ojos

penetro hasta tu alma.

Por la sonrisa de tus labios

desvelo tus misterios.

Poema XLIII

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

Sonríe ante las nubes

nubes de miedo,

nubes nuevas,

nubes de tedio,

nubes viejas

y sacarás el sol de las tinieblas.

~ ~ ~

Porque tu ser es la proporción,

tu ser es el tamaño

de tu sonrisa alada,

de tu aliada sonrisa.

Poema XLVI

«Desde los labios»

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

El duende

En la monotonía vital, a veces, inesperadamente, aparece el duende para transformarla en momentos sublimes. Los músicos de jazz y los flamencos lo saben muy bien.

Donde anda el duende

del deseo encendido,

danzan fundidos anhelos

de fuego dulce y verde.

Cuando asoma el duende,

para alentarnos el alma,

se armonizan sentimientos

para abrir al futuro, ventanas.

Quien aloja duendes

en su interior, transforma

tormentas y huracanes

en brisas húmedas.

© César Sobrón

«Poemas primarios»

Poema XIII

Publicado el 2 comentarios

El valor de la sonrisa sincera

Cada día amanece

nuevo.

Cada ser nace

distinto.

Cada tierra atesora

sus costumbres.

Cada habla desvela

un alma.

Cada sonrisa siembra

una esperanza.

Por lo tanto, sonriamos

cada día

a pesar de las batallas.

Las partes de un todo

Poema XXII

© César Sobrón

(Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso del autor)

Publicado el Deja un comentario

Poetas

Poetas del alba.

Eternas batallas

en eterno sosiego.

Poetas del habla.

Activos, incansables basureros

en la búsqueda llana

de ardientes tesoros

en los rincones del alma

en este cruel estercolero.

Poetas eternos,

eternos poetas del alba.

¡Cantad aires de gloria!

Cantad al menos.

«En arcoiris» 1988

Poema VII

© César Sobrón