Siete puñalás

Una obra políticamente muy incorrecta

Entre las paredes de una casa, las violencias físicas o psicológicas terminan destruyendo el hogar.
La violencia es un cáncer que mata las relaciones. Una lacra en la calidad de vida, un muro en la posibilidad de crecimiento afectivo personal; una enfermedad social muy grave.


La violencia dentro del hogar es la antesala del infierno terrenal. Esta obra es un escorzo de hechos reales. La realidad, a veces, supera la ficción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.