Publicado el Deja un comentario

Epitalamio

La vida, en sí, ya es apasionante, pero cuando se puede compartir en íntima complicidad, es maravillosa. Os deseo a todos una semana maravillosa, en buena compañía.

El amor nos une.

Nos hace fuertes.

Nos transforma en seres

en evolución permanente.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

El amor nos da alas.

Nos regala respetos.

Nos llena los instantes

hasta hacerlos eternos.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Cómplices en la vida

para superar límites.

Para compartir amigos.

Para encontrar acuerdos.

Para educar hijos.

Para sentarse a la mesa.

Para mimar el nido.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Amor regado, amor sembrado,

amor cosechado.

Amor contaminando nuestros actos.

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

En la fusión de dos mundos impares

Ilustración: Zia Mei

En breve publicaremos esta obra, esta extensa obra, magníficamente ilustrada por Zia Mei.

Cabalgamos a lomos del tiempo
con nuestros seres enteros,
con nuestros ojos abiertos,
con nuestras manos activas,
con nuestras voces queridas
hacia nuestras utopías requeridas
y alcanzadas.

Poema LVIII

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

Liberemos nuestro aliento
cálido aliento
aliento suave
aliento intenso.
Liberemos juntos el aliento
hacia el futuro.
Regalémosselo al viento
para que lo tome como alimento.

Poema LXIII

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

Fusionados los corazones
y las ideas
desde la libertad individual.
Aceptados los retos
y los deseos
desde la limitación temporal.
Libres.
Ensamblados.
Errantes.
Fabricantes de nuestro destino.

Poema LXVI

“En la fusión de dos mundos impares”

© César Sobrón

Publicado el 5 comentarios

El secreto… mimar el amor

Hoy, 13 de junio de 2021, hace 34 años que Ieni y yo comenzamos a caminar unidos en esta aventura vital. Y parece que fue ayer. Hasta el momento ha sido tan divertido que se nos ha hecho muy corto.

Este poema que os propongo esta semana fue uno de los leídos en nuestra ceremonia particular, muy particular.

Unido cada minuto de eternidad a ti 

  dándote la mano llena de energía

     para atravesar esta maraña 

   pegajosamente triste

                     etéreamente alegre. 

           Unido a tu inmensidad llena,

          recibiéndote íntegra, en un día

             para beber esa fuente de agua

                     cristalinamente clara 

                   ampliamente verde.

                     Unido a la luz tersa y blanca

         mirándote fuerte y divina

         para afrontar cualquier montaña

                  dolorosamente hiriente

                escrupulosamente obediente.

Unidos para saborear el tiempo,

para atraer la vida

                 insuflar el aire.

   Fundidos permaneceremos

hasta que la muerte

del amor nos separe.

Poema XXXI “Albium Sarat”

© César Sobrón