Publicado el 1 comentario

Al ocaso

El sol rojizo del ocaso bañaba su rostro y proyectaba la sombra de su perfil en la pared blanca de la terraza del restaurante. El tiempo pasaba, el sol descendía en el horizonte, la sombra ascendía por la pared y Milagros permanecía inmóvil frente a su taza de porcelana de Talavera. La infusión la había terminado hacía tiempo a sorbos de pajarito espaciados. Los rayos ensangrentados al traspasar las nubes teñían las piedras de naranja luminoso.

…/… Fragmento

«Relatos impresionistas» © César Sobrón

1 comentario en “Al ocaso

  1. Un libro muy recomendable, entretenido y didáctico: «Relatos impresionistas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.