Publicado el Deja un comentario

Ahora, abracémonos con las miradas

Fotografía: © Nuire Sobrón

Con el rumor del agua

que refresca el jardín,

nos brotan las palabras

de un futuro feliz.

Trenzamos utopías

con argumentos claros.

Cimentamos con actos

la realidad vacía.

Florecen los encuentros

de abrazos permanentes,

llenos de sentimientos.

Fructifican los besos

sembrados en las gentes

que acogen universos.

Poema XXXIV «Drinos»

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

Amor y libertad

La libertad

se adquiere al tiempo

que se aprende a amar.

Errores narcisistas

aportan crueldad

a las lecciones.

Pero aquellos

que aprenden a respetar

y recibir los abrazos

de cuantos les rodean

y, con cada abrazo crecen,

aquellos

participan

de pleno

de la energía

del amor.

Poema LXI

Sugerencias amatorias”

© César Sobrón

Publicado el 1 comentario

Vidas corrientes

El rumor de la fuente

advierte que lleva agua

para saciar la sed,

para mojar la frente.

El humor de la gente

avisa que trae risa,

que rompe las tristezas,

que mejoran las suertes.

Amar la vida llana,

la charla en las tabernas,

el sol de la mañana.

Vivir el amor puro.

Fluir entre el vecino

con abrazos maduros.

Poema XV “Drinos”

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

La vida al tran tran

En el fondo del alma

se instalan los respetos

que llegan con los besos,

nuevos, cada mañana.

A la cima más clara

ascienden los secretos

que bullen entre el suelo,

duro, por la esperanza.

Un palpitar eterno

del corazón etéreo

que nutre las culturas.

Crecer al compartirse,

sentir, al abrazarse,

sin lanzas ni armaduras.

«Drinos» Poema XLIX

© César Sobrón

Publicado el Deja un comentario

Momentos percibidos

Porque cada momento

resulta irrepetible,

asumirlo muy dentro

nos es imprescindible.

Porque la realidad

es la que se percibe,

abrir con claridad

las fibras más sensibles.

Seres únicos somos

en espacio y en tiempo;

átomos en el cosmos.

Soledad arrastramos

mitigada entre amigos

que nos tienden sus manos.

Poema XXIV «Drinos»

© César Sobrón