Publicado el 1 comentario

Hacia la paz

Sé que es un deseo utópico y típico, pero no por ello menos necesario. Paz. Paz entre la guerra. Paz ante la guerra. Paz. Hemos de contribuir con todo nuestro vocabulario, toda nuestra inteligencia, todos nuestros esfuerzos, hasta alcanzar una paz duradera. Hemos de apostar por la justicia social en todo el planeta.

~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Pongamos al hombre naciente

la paz en las manos.

Recibamos del hombre naciente

su utopía y sus regalos.

Existir sin depredar.

Meditar y convivir.

Ser.

Démosle una oportunidad.

Poema XLVIII

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

El tiempo.

El tiempo impasible

serenará las aguas removidas,

ensangrentadas.

El lodo.

El lodo pegajoso

se precipitará al fondo,

a los abismos.

Tal vez.

Tal vez existamos para libar

en las aguas libres,

en las aguas claras,

en las fuentes de la vida,

en las almas hermanadas.

Poema XCIX

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

La soledad asfixiante

de los herméticos silencios

se diluye en mis oídos

al escucharte radiante

de voz y esperanza.

Poema XLVI

En la fusión de dos mundos impares”

© César Sobrón