Publicado el 2 comentarios

¿Por qué nos complicamos la vida?

Es tan fácil amar,

como entregarse en un abrazo,

recibir las palabras

ajenas, a dos oídos,

sin prejuicios;

como mirar con los ojos claros

y hasta con gafas rosas,

a veces,

los actos cotidianos

de quienes nos rodean.

Amar es un acto de generosidad,

de permeabilidad,

para ensancharnos

las membranas de las almas.

«Sugerencias amatorias» VII

© César Sobrón