Publicado el Deja un comentario

Para seguir imaginando

Seguimos con el juego de inflar la imaginación. Ahí van otras siete propuestas, por si apetece pasar un rato jugando a hinchar historias. Recibid mis mejores deseos para esta próxima semana.

Las cerezas teñían de rojo el horizonte del camino.

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

La impaciencia le ralentizó el reloj.

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

Sus sueños eran tan frágiles que se quebraron al primer choque.

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

Por la superficie del estanque competían las libélulas.

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

Cada mañana, la vida le ofrecía otra oportunidad para sentirse satisfecho.

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

Tocaba comprometerse y decidir.

∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞ ∞

Su discurso, una eterna canción de amor fecundo.

“888 nanorrelatos”

© César Sobrón

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.