Publicado el Deja un comentario

El deseo

Un impulso que empuja,

un motor que se enciende,

una luz que ilumina.

Una necesidad que crece,

crece y crece hasta

apoderarse de la voluntad.

Poema IX

El deseo empuja voluntades,

imanta las brújulas,

mortifica nortes gélidos.

El deseo absorbe energías

hasta alcanzar el objeto,

satisfacerse y generar

uno nuevo.

Poema XXXII

El deseo despierta

las pasiones dormidas

ante un bello cuerpo,

en un discurso encendido,

ante una mesa con manjares,

o por sentir la mera aventura

en las carnes,

de las situaciones,

tan cambiantes,

emergentes en un viaje.

Poema LV

«Abstractos»

© César Sobrón

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.