Publicado el

… y las mentiras crecen y nos envuelven

Duele mucho

escuchar mentir a quien nos gobierna tan impune y descaradamente.

Cuando escupas tus mentiras

no me mires a la cara,

me salpicas.

Cuando ocupes tu poltrona

no me invites a tu casa,

me deshonras.

Poema XIX    “Los infiernos de lo absurdo”

© César Sobrón

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.