Publicado el Deja un comentario

Tal vez…

Tal vez, si abrimos los brazos,

sintamos la cadencia del latido

de otro corazón.

Tal vez, si abrimos la mente,

comprendamos la esencia del silencio

de otra voz.

Tal vez sea el otro lo importante.

La palabra clave, en sus labios,

dinamite nuestra ignorancia,

espante nuestros monstruos,

rompa nuestras cadenas

y transforme nuestros brazos

en alas propicias para largos

vuelos de altas miras.

Poema XXIII «Otredad»

© César Sobrón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.