Publicado el

Hacia dentro

 Poema propicio para estos tiempos convulsos

Quinta das lagrimas – Coimbra

Al silencio de los dioses

llaman misterio, los necios.

En el ruido de tambores

se esconden los gritos secos.

Trompetas triunfantes suenan

al son de los vencedores.

Son de lodo los lamentos

de las miserables piedras:

cimientos consumidores

de grandes museos regios.

A las voces del alma

extraen palabras los poetas

y atraen la calma.

Poema I

© César Sobrón 2001

Deja un comentario