Publicado el

¡A por un 2017!

 

Los años se suceden, uno acaba y otro comienza. Cada año atesora  problemas y soluciones, tristezas y alegrías, sufrimientos y placeres.

 

Al acabar cada año, hacemos balance de lo vivido entre los seres amados. Al acabar el año mandamos los mejores deseos a cuantos nos rodean, con la esperanza de que se cumplan.

El 2016 se nos acaba. El 2017, a punto de comenzar.

Muchos son los que suponen que les va a ir mejor, tantos como los que temen que aún sea peor y otros,  que simplemente piensan: “Virgencita, que me quede como estoy”.

Estrenar año ya es un triunfo. Acabarlo, un éxito. Por mi parte os deseo, a todos los que leéis, un 2017 con menos penas que alegrías y cargado de deseos realizables. Para todos vosotros un abrazo literario y literal.

© César Sobrón